Una granadina sufre un ataque epiléptico por la cantidad de adornos raros que ha colocado su hija en el árbol de Navidad

Natalia López se ha llevado un susto en cuanto a su propia salud por lo sucedido en las últimas horas. La mujer, que se encontraba en casa colocando la decoración navideña, descubrió de pronto lo que estaba haciendo su hija con el árbol. La menor, de 10 años de edad, no acaba de entender bien en qué consiste decorar.

Fruto de ello, Natalia sufrió un ataque epiléptico al ver la cantidad de colores, luces y objetos raros que su hija había colocado en el árbol de Navidad de su familia. La mujer le resta importancia, aunque matiza “madre mía, mi chiquilla tiene muy mal gusto”. Algo que atesora el padre de la niña que apunta a que la pequeña “es capaz de mezclar el amarillo con el fosforito y quedarse tan a gusto”.

Dado lo sucedido, Natalia ha decidido apuntar a su hija a actividades extraescolares de papiroflexia y plastilina “a ver si se le pega algo”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *