Sube a quejarse a su vecino de una gotera y acaba enamorándose de él

La vida de Alicia ha cambiado drásticamente. Así lo aseguran sus vecinos que han visto cómo ha pasado de vivir en el tercer piso a hacerlo en el cuarto. El motivo es que una gotera en el techo de su casa en pleno barrio del Albaicín ha servido para que todo su mundo diera la vuelta: se ha enamorado de su vecino.

 

Por lo que parece, Alicia habría subido visiblemente enfadada al piso superior a quejarse a su vecino por haberle estropeado todo el techo. Lo que no se imaginaba es que allí iba a encontrar al hombre de su vida. Y lo que había empezado como un reproche acabó como un amor intenso que hoy, dos semanas después, va camino de convertirse en un nuevo matrimonio.

Álvaro, por su parte, no ha podido aún abrir la boca al respecto de qué le parece que su vecina se haya enamorado de él. Porque ella, con la excusa de que su techo estaba mal por culpa de las goteras, ha decidido instalarse en su casa y ya va camino de los 14 días viviendo en ella de manera ininterrumpida.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *