Un granadino lleva tres días sin comer para hacer hueco para Nochebuena

Ya ha conseguido bajar una talla y necesita utilizar el último agujero de su cinturón, pero lo cierto es que la operación Navidad marcha a buen ritmo. Ese es el plan actual que lleva a cabo Paco, un granadino que ha decidido que no va a probar más que agua y zumos de aquí al próximo 24 de diciembre. Con el objetivo claro de “ponerme como un cerdo en Nochebuena”.

Paco entiende que “esas gambas no se comen solas y si sigo sin dejarles hueco en mi barriga no va a haber quien se las coma”. Porque, según sostiene “ahora todos los chavalines de mi familia se han vuelto veganos de esos y nadie come nada, así que tendré que hacer yo el esfuerzo y sacrificarme”.

Su entorno está gratamente sorprendido, “normalmente come como un gorrino” apunta uno de sus mejores amigos”. Sin embargo, su capacidad de aguante está siendo tan mayúscula que se avecina una Navidad bastante intensa en lo gastronómico cuando no deje prácticamente nada a los demás para que puedan comer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *