Perro enano valiente y ladrador deja de serlo en cuanto le sueltan la correa

Un perro de Granada ha confirmado la teoría que muchos imaginaban: cuanto más pequeños más cagones. Y no en el sentido literal sino en el figurado de tal expresión. Porque Yupi, un yorkshire de 12 años de edad, ha demostrado no ser en absoluto todo lo valiente que trata de hacer ver a todo el mundo.

Después de pasar toda su vida saliendo a la calle con correa, se ha dado la circunstancia de que el pasado viernes la misma se rompió y se tuvo que ver en la tesitura de caminar por su barrio en total libertad. Un hecho que sorprendió a todos por la actitud que adoptó. Pasó de ser muy bravo y de ladrarle siempre al pastor alemán de la vecina a hacer todo lo contrario.

Yupi pasó lentamente, sin apenas mirar al otro perro y sin hacer ruido. Demostrando que es cierto quienes sospechaban que detrás de ese perro luchador de la raza yorkshire no hay más que un señor mayor embebido en el cuerpo de un can.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *