Un vecino del Padul cambia su propósito de 2019 de levantar pesas en el gimnasio por levantar jarras de cerveza en el bar

“Soy un hombre de palabra y por eso voy a seguir haciendo lo que me propuse” asegura Eustaquio. A sus 43 años se había prometido el pasado 31 de diciembre que en este 2019 haría mucho más ejercicio físico y se marcaría como objetivo mejorar la fuerza de sus brazos que están “algo delgaicos” según él mismo.

Sin embargo, a día 8 de enero sus pretensiones han durado poco tiempo. Pese a haberse apuntado a un gimnasio del Padul, donde reside, el hombre ha decidido hacer un pequeño cambio. “El gimnasio no acaba de llamarme y las pesas que tienen no se levantan demasiado bien así que he decidido seguir levantando otras cosas que pesen”.

A ese respecto, Eustaquio ha decidido cambiar las pesas por el levantamiento de jarras de cerveza en el bar. “Hasta ahora solo me pedía cañas y eso no pesa nada, pero una buena jarra puede tener su peso así que si las levanto seguro que me pongo cuadrado” sentencia este paduleño al que la idea le parece bastante mejor que ir al gimnasio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *