Una granadina le pide el divorcio a su marido por apagarle el calentador mientras se estaba duchando

Julia, granadina de 40 años, ha decidido poner fin a su matrimonio con Luis por el sentido del humor de este que a punto estuvo de costarle un resfriado o lo que es peor, un microinfarto. El motivo de la petición de separación es, según ha podido saber El Bolardo, que Luis decidió apagar el calentador mientras Julia se duchaba.

Tal y como están las temperaturas actualmente hay cosas con las que no se debe bromear y eso es justo lo que ha pasado. Por eso, Julia visiblemente enfadada gritó a Luis que “¿¡eres tonto o qué!?”. “Solo estaba haciendo una broma”, contestó su ya exmarido. Porque acto seguido de pasar del calor de la ducha al frío del mundo real, Julia no lo dudó y le pidió el divorcio.

Ahora, en el reparto de bienes que tienen que hacer, Julia ha pedido que le da igual quedarse con la casa o no, lo que quiere es quedarse con el calentador “a ver si el imbécil este se ducha sin él”, sentenció.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *