Compra unas compresas con alas soñando con viajar a la Luna


Dispuesto a cumplir su sueño, Antonio ha decidido tomar cartas en el asunto. Nacido en Granada en 1969, este vecino del centro de la capital tiene un sueño desde casi el momento en que nació: sueña con viajar a la Luna. Y es que cuando Antonio vino al mundo fue el año en que el hombre pisó por primera vez el satélite natural de la Tierra.
Para lograr su objetivo, Antonio ha querido optar por comprar compresas con alas. “Eso tiene que volar por narices”, apunta este granadino. “Yo veo muy felices a las mujeres que salen en los anuncios de estas compresas así que algo bueno tienen que tener” añade. Por eso se ha visto en la necesidad de comprar cientos de cajas de compresas de este tipo.
“Si no vuelan, por lo menos podré ganarme unos eurillos revendiendo las compresas”. Antonio, ante todo, es un hombre de recursos y lleva años soñando con alcanzar la Luna. “Yo creo que ya vive en ella, está un poco apollardado”, sentencia Luisa, su exnovia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *