Una granadina sueña que va a comprar al Ikea de Granada y se despierta entre terribles sufrimientos al ver que solo era un sueño

Lola ha pasado una mala mañana. Es comprensible. Su vida se ha llevado un revés demasiado duro e inesperado que ha sido difícil de digerir en todo el tiempo que ha estado asimilando que lo que había vivido durante la noche había sido completamente falso. Así es porque Lola, granadina del mismo Zaidín, ha soñado que había Ikea en Granada.

No solo eso, sino que Lola ha asumido que, además de haber Ikea, ella había comprado en él. Un par de muebles, una cama y algún peluche para su “primillo chico” han sido todo el bazar que ha logrado juntar en su propia casa después de acudir a Ikea. “El sueño era tan real que hasta me pesaban los brazos de llevar las bolsas del Ikea hasta el coche”, señala la propia Lola.

Pero es que, por si fuera poco, “me he comido hasta un atasco en la circunvalación porque por lo visto el Ikea estaba cerca del Kinépolis”, apunta. Sin embargo, al despertarse, ha tardado cinco minutos en asumir que todo había sido un sueño y que sus ganas de comprar en Ikea tendrán que seguir esperando. De momento, lo que sí tiene, son terribles sufrimientos por darse cuenta de que no era real.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *