Un teleoperador cuelga el teléfono a un granadino “por pesado”

“Joder, es que menudo plasta”, ha argumento Ernesto Guardascuras, teleoperador de Vodafone que el pasado miércoles se vio obligado a colgarle el teléfono a su interlocutor. Un hecho sin apenas precedentes que tiene su explicación en el hecho de que quien había al otro lado del teléfono era Antonio Manuel, un vecino del Zaidín al que sus conocidos tachan de “el pesado”.

Según parece, Antonio Manuel recibió la llamada del teleoperador para ofrecer una serie de productos que están de oferta y que querían hacerle llegar a este granadino. El problema es que el teleoperador no contaba con que Antonio Manuel es muy testarudo y no se enteraba de qué iban las ofertas y por lo tanto no hacía más que preguntar.

“Lo normal es que cuando le hago una oferta ya me hayan dicho varias veces que no la quieren escuchar”, argumenta Ernesto. Sin embargo, en el caso de Antonio Manuel fue diferente. “No paró de preguntarme cosas, hasta de qué país era así que tuve que acabar por colgarle el teléfono”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *