Todas las madres de Granada afirman que el cuarto de sus hijos huele a humanidad

Por si alguien lo dudaba, ha quedado claro. Todas las madres de Granada, repetimos, todas, confirman que las habitaciones de sus hijos huelen a humanidad. Que no las limpian, que las sábanas suelen estar acartonadas y que hay más polvo que libros en las estanterías. Un hecho que ya se conocía pero que ahora se ha descifrado de manera definitiva gracias a la confesión que ha hecho la Sociedad de Madres Granadinas (SMG).

“Es que ya está bien, no duran limpias las habitaciones ni cinco minutos”, apuntan desde el colectivo. Visiblemente enfadas recuerdan que no sirve ninguna de las tácticas. Ni hacerles comer comida que no les guste si se portan mal, ni amenazarles con quitarles la Play ni siquiera decirles que si ordenan su cuarto le comprarán otra. Nada sirve.

Perdidas en la molestia de que sus hijos sean más cerdos que un cochino que nunca ha probado el agua, consideran que ha llegado la hora de que se haga pública su queja y de que todos conozcan que los cuartos de sus hijos huelen a humanidad. Que no son demasiado limpios, vaya.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *