La ONCE permitirá vender cupones a los granadinos que estén ciegos por amor

Los que no sean capaz de ver más allá de sus narices y sean torpes para darse cuenta de que su querida pareja ni es querida ni es pareja, podrán trabajar para la ONCE. Así lo ha anunciado el organismo de invidentes que trabaja para incluir en la sociedad a personas con capacidades diferentes. Justo lo que sucede con aquellas personas que están enamoradas ciegamente.

Es decir, aquellos que no sean capaces de darse cuenta que su pareja no les quiere, que tienen más cuernos que Bambi de adulto o que vean guapo a alguien que no ha pasado por la ducha durante tres semanas, podrán vender cupones de lotería a partir de ya. Una iniciativa que busca integrar a estas personas para que se busquen la vida porque en el amor no les va demasiado bien.

Las solicitudes para apuntarse no se podrán hacer de manera directa. Es decir, tendrán que ser los familiares de estas personas quienes les apunten porque esta clase de invidentes del amor no se dan cuenta de que lo son. Por lo que necesitan la ayuda de sus allegados para que su ceguera pueda sacarles provecho.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *