Le retira la palabra a su novia por comerse la mitad de su postre sin pedir permiso

Ana y Daniel llevan horas sin dirigirse la palabra. Él no es capaz de mirarle a ella a los ojos y ella siente que él está sacándolo todo de contexto. Ambos son pareja y llevan juntos años, pero lo que ha sucedido les ha distanciado. Y de qué manera. Todo por culpa del postre que Daniel se pidió anoche en el restaurante al que fueron juntos.

El hombre, de 32 años y vecino de Granada capital, se pidió su amada tarta de tres chocolates con la plena disposición de aprovechar y disfrutar como si fuese el fin del mundo. Ella, por el contrario, admitió ante su novio que “no tengo hambre, cari”. Por lo que Daniel simplemente se dedicó a deleitarse con su postre.

Sin embargo, cuando estaba a punto de darle la penúltima cucharada a la tarta, su novia Ana hizo lo propio arrebatándole prácticamente todo lo que quedaba. “Es verdad, qué buena está, cari”, admitió ella ante la mirada atónica, vacía y rota de Daniel. Él, que acababa de quedarse sin su trozo más preciado, decidió no responder y callarse hasta este momento en el que aún no quiere hablar con la que, hasta ahora, es su novia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *