La OMS pide a un vecino del Albaicín que empiece a ducharse porque la contaminación de Granada es buena parte por su culpa

Acostumbrado a vestir de cualquier manera y sin preocuparse lo más mínimo por el qué diran, Juli El Rulas lleva ya 3 años sin pasar por la ducha. Vecino del Albaicín desde hace casi una década, El Rulas llegó a Granada procedente de un lugar indeterminado del país y ahora se ha sabido que tiene buena parte de la culpa de la contaminación que sufre la ciudad.

Según un comunicado emitido por la OMS, El Rulas debería ducharse de manera urgente. “Ha acumulado tantos agentes patógenos que su cuerpo es incapaz de transpirar otra cosa que no sea dióxido de carbono favoreciendo el efecto invernadero”. Por si fuera poco, la OMS estima que “las rastas del Rulas probablemente estén absorbiendo toda la humedad de la atmósfera impidiendo que llueva”.
Juli El Rulas, el particular vecino del Albaicín culpado por la situación de contaminación que vive Granada, permanece ajeno a todo. Se le puede ver visitando zonas del barrio en un estado continuo de viajar a lugares trascendentes de su cerebro. Como no es capaz de pronunciar dos frases con sentido, la OMS aún no sabe cómo hacerle ver que necesita ducharse.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *