Miles de granadinos siguen sospechando que los juguetes de su infancia están vivos por culpa de Toy Story

Las sospechas de todos son más que evidentes. Creen que sus juguetes y muñecos de adorno, en general, están vivos. Nos referimos a los miles de granadinos que ya son adultos pero que se criaron entre los 90 y los 2000 viendo Toy Story. Un informe psicológico realizado por expertos de la UGR, determina esa circunstancia: creen que sus juguetes están vivos.

“Temen que les vigilen mientras hacen cosas moralmente reprobables”, señala el informe. Por eso, según los datos cuantificados, cada año miles de granadinos “no saben qué hacer cuando caen en la cuenta de que puede que sus muñecos les sigan vigilando”. “Podríamos considerarlo casi como un trauma o culpar directamente a las películas de Toy Story”, explica uno de los jóvenes.

Otra conclusión del estudio es que estos granadinos “no se atreven a tirar sus peluches porque cuando estaban superando su drama vieron la última de Toy Story y se dieron cuenta de a dónde van a parar muchos de los muñecos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *