Bebé recién nacido prefiere guardar silencio mientras idea un plan para acabar con todos

Prefiere no hablar. Solo dedica su tiempo a mirar a todos lados. A hacer gestos extraños con manos y pies. Acaba de nacer. Su nombre no ha trascendido por seguridad, pero la Policía sospecha que hay un bebé granadino recién nacido que está guardando silencio mientras idea un “maquiavélico plan”.

Todo el mundo piensa de él que es un angelito. Que se porta muy bien. La realidad es que nadie conoce sus intenciones. Lo único que le delata es su modo de coger los dedos de las personas que le acarician. “Agarra con demasiada fuerza los dedos y eso nos hace pensar que está odiando a su entorno”, explican los investigadores.

“Yo no me fiaría, es que no ha llorado apenas”, añaden. El bebé que planea un maléfico plan para acabar con todos, no parece saber llorar. De hecho, cuando ha llorado lo ha hecho poco y mal, como si fuese solo una actuación. Todo apunta a que el pequeño puede ejecutar su plan en el momento más inesperado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *