Un informe concluye que los coches cutres y tuneados dan un 100% de vergüenza ajena

Cuanto más cutre y más tuneado está un coche, más vergüenza ajena da. Esa es la principal conclusión a la que ha llegado un estudio del Instituto Granadino de Estadística (IGE). El mismo determina que aún hay muchos conductores que parecen vivir anclados en el pasado y que se empeñan en tunear sus vehículos con dudoso gusto.

Merced a esta circunstancia, la mayoría de las personas que han participado del informe aseguran que “cuanto más utilitario sea el coche y más tuneado esté, más vergüenza da verlo por la calle”. Además, el informe añade que “no solo no les basta con que el coche esté muy cutre, sino que les gusta ir haciendo gala de ello”.

Según el informe: “Se han dado casos en los que los coches estaban tuneados para dar apariencia de velocidad y luego les adelantaban señoras con el carrito de la compra”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *