Un relaciones públicas de Pedro Antonio entra en bucle y se ofrece ofertas a sí mismo

Como si de un robot que cortocircuita se tratara, un joven que trabaja como relaciones públicas en Pedro Antonio de Alarcón, entró en bucle el pasado fin de semana y acabó ofreciéndose ofertas “muy apañadas, te lo digo yo” a sí mismo. Así al menos lo aseguran testigos presenciales.

“El chico empezó a ofrecernos chupitos y tercios a un precio muy interesante, pero como le ignoramos empezó a rayarse”, admite uno de los chicos que lo vio entrar en el bucle. Según explica, “de pronto empezó a hacer cosas raras, como si se estuviese ofreciendo a sí mismo las ofertas”. De hecho, quienes le vieron sostienen que cogió los papeles con las ofertas y se las autoenseñó a él mismo.

Según otras fuentes consultadas, el origen del problema podría estar en que “se ofreció las ofertas porque no hubo nadie que se las cogiera, que ni Dios las quería, vaya”. Por eso, fruto de la desesperación, tomó tan drástica decisión.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *