Llueve en Granada y descubre que su coche era blanco y no marrón

Un mes sin lluvia es tiempo más que suficiente para que las cosas cambien mucho. Después de haber vivido uno de los meses de febrero más calurosos y secos que se recuerdan, las precipitaciones han vuelto a Granada. Y con ellas, las sorpresas. Como la que se ha llevado un vecino de La Zubia.

Antonio ha descubierto que su coche no es marrón, sino que era blanco. Gracias a las gotas de lluvia que han caído en las últimas horas, el vehículo ha perdido la costra de suciedad que venía acumulando desde hacía más de un mes cuando llovió por última vez. “Qué coche más bonico tengo y no me acordaba, oye”, afirma Antonio.

Hasta su mujer se ha quedado sorprendida al ver el coche: “¡Antonio! ¿Es que has comprado otro coche?” Evidentemente, este vecino de La Zubia ha querido ser cauto y no lanzar las campanas al vuelo sobre la limpieza de su vehículo. “Cuando deje de llover seguramente vuelva a estar lleno de mierda”, ha sentenciado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *