Un funcionario de Granada acumula tantos días de baja que la última vez que trabajó cobraba en pesetas

Un trabajador de la administración pública de Granada ha vuelto este lunes al trabajo con una sorpresa: nadie le recordaba. Y es que el hombre había conseguido acumular tantos trienios y días de libre disposición que la última vez que acudió a su puesto de trabajo aún se pagaba en pesetas.

“La verdad es que para mí es una sorpresa que nadie se acuerde de quién soy, con el cariño que les tengo”, explica el funcionario. Sus compañeros no solo no le recuerdan, sino que han tenido el amago de llamar a la Policía Local por si se trataba de un “enajenado que había entrado a robar”. Pero la realidad es que este trabajador ostenta el puesto que hoy ha recuperado desde 1995.

“La última vez que vine no había tanta tecnología, esta gente se ha puesto las pilas”, confirma. No obstante, tiene un problema que le inquieta: “No me termino de manejar yo mucho en euros, me quedé con el cambio a la peseta y me lío”. Lo que da fe de que la última vez que trabajó fue entre 2001 y finales de 2003.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *