Crisis existencial de un granadino desterrado al sofá por decir el nombre de su ex

Se veía venir y ha acabado pasando, Paco ha sido enviado al sofá. Su comportamiento reciente con su pareja no había sido el correcto y el que cabría esperar de una persona madura y atenta como lo solía ser él. Pero es que el pasado viernes se vivió una situación que rizó el rizo y que le mantiene en crisis existencial desde entonces.

“Fui desterrado a dormir en el sofá”, confiesa Paco. Lleva así casi una semana y entiende que cometió un error pero que no tenía maldad. “Se me escapó el nombre de mi ex”, asegura. Un hecho que a su chica le cortó las ganas de seguir teniendo ese rato íntimo. Por ello, lo terminó por completo y le hizo irse al sofá.

“Un fallo lo tiene cualquiera”, admite Paco que se excusa asegurando que todo fue un malentendido. “Dije el nombre de mi ex porque la tía no me pone nada y quería durar más, normalmente pienso en la alineación de España en la Eurocopa de 2008 pero esta vez quise innovar”, concluye Paco que no sabe cuándo regresará al calor de su cama.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *