Alumnos de un instituto de Granada acuden a clase con chubasquero por la saliva que escupe el profesor al hablar

Estudiantes de un instituto de enseñanza secundaria de Granada han tomado la decisión de poner a salvo su integridad física. Al parecer, según explican los alumnos a El Bolardo, desde hace ya algún tiempo están padeciendo literalmente a su profesor de Geografía. Estos estudiantes han decidido que a partir de ahora irán a clase en chubasquero.

“No podemos seguir así”, admite el delegado de la clase. A su juicio, “nuestro profesor no sabe hablar sin escupir saliva y nos pone perdida la ropa”. Además, se han dado caso de estudiantes que han tenido que pedir los apuntes de clase a otros compañeros porque al sentarse en primera fila las páginas de sus libretas estaban completamente mojadas e ilegibles.

Aunque han intentado pedirle a su profesor de Geografía que hable más lento o que lo haga sentado desde su asiento, “no hemos querido herir su orgullo y no le hemos dicho lo de la saliva, pero cuando vea los chubasqueros yo creo que va a sospechar”, confiesa el delegado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *