Canis adolescentes granadinos insisten en llamar “hermano” a gente que ni conocen

Es una moda extendida en Granada. Da igual que sean personas desconocidas. Da igual que nunca hayan visto esa persona. Los canis adolescentes granadinos tienen un modo de identificar a las personas anónimas. La mayoría de ellos las llaman “hermano” aunque jamás hayan sabido nada de su existencia.

“¿Qué tal, hermano?” es una de las frases más utilizadas. La segunda que suelen frecuentar más en su habla es la que apunta a “no te rayes, hermano”. En orden de utilización, los canis adolescentes granadinos sostienen también que “me estás rayando, hermano”. Siendo esas tres las principales oraciones donde apelan a desconocidos como si llevaran su sangre.

No es el único modo de referirse a personas desconocidas. En caso de que la persona a tratar sea una mujer se suele utilizar “hermana”. Además, hay alguna variante que suele ser similar a “illo” o “illa”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *