La queja de todos los granadinos: “Foh, compae, para una vez que llueve y cae barro”

Mal fin de semana para los coches de Granada. Muy mal fin de semana. Después de días y días en los que el polvo y la arena en suspensión han hecho que los coches estuviesen recubiertos de estas partículas, la lluvia caída el pasado sábado llevó a falsas ilusiones a miles de granadinos que desde entonces no han parado de quejarse.

Por lo que se ve, ha llovido barro. Y eso ha hecho que la mayoría de coches que no duermen en garaje estén más sucios que si hubiesen pasado meses en el Sahara. “Encima se me ocurrió lavar el coche el viernes”, apunta uno de los granadinos afectados. No obstante, la mayoría se quejan amargamente: “Foh, compae, para una vez que llueve y cae barro”.

“Mira Juan, ya tienes el coche más limpio que tu cuarto”, sostiene una madre con respecto al coche de su hijo. Otros, por el contrario, consideran que “ya no lo lavo más hasta que se me olvide”. Por su parte, los más pijos procedieron a escupir saliva para limpiar lo antes posible sus vehículos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *