Cientos de granadinos aprovechan para llegar tarde al trabajo con la excusa del cambio de hora

“Oh, vaya, qué descuido el mío”, “¡Anda, pero si han cambiado la hora!”, “si es que tengo la cabeza que no la tengo” o “el jet lag va a ser”, han sido alguna de las frases más escuchadas durante esta mañana tanto en los trabajos como en los colegios, institutos y universidades. Excusas que cientos de granadinos han utilizado gracias al cambio de hora.

Tras pasar al horario de verano en la madrugada del sábado al domingo, muchos granadinos han aprovechado este lunes para ir a trabajar algo más tarde con la excusa de que el cambio de hora les ha cogido desprevenidos. Algunos incluso han argumentando que por culpa del jet lag ayer ni siquiera durmieron, aunque se pasaron el domingo sin hacer nada porque llovía.

Fruto de los retrasos, la jornada laboral en Granada acabará este lunes una hora más tarde de lo que suele ser. La media de pérdidas de tiempo ha elevado hasta tal tiempo el minutaje de caraduras granadinos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *