La lluvia reduce en 99% la capacidad de conducir de los granadinos

A la ya de por si congestionada autovía de la circunvalación en Granada se ha unido en las últimas fechas un ingrediente que llevaba tiempo sin aparecer: la lluvia. Según un estudio independiente consultado por El Bolardo, las precipitaciones vuelven a los granadinos casi ineptos para conducir. Reduciendo drásticamente sus capacidades.

Cuando llueve, cada conductor granadino pierde el 99% de su capacidad para ponerse al volante. Uno de los principales motivos de esta pérdida es que los granadinos “parecen no haber visto una gota de lluvia en su vida”. Cuando se ponen al volante en estas condiciones, “frenan bruscamente, comentan con los demás que vaya manera de llover o utilizan las luces para hacer sombras chinas con la oscuridad de las precipitaciones”.

Según el estudio, “lo raro es que pese a perder casi toda su capacidad para conducir, los granadinos apenas tienen accidentes en estas condiciones”. La respuesta a este último enigma se encuentra en que “como todos conducen mal, todos se equivocan en lo mismo y rara vez coinciden en un choque”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *