Tras comer su tercera pizza en tres días empieza a asumir que este año tampoco llegará a tiempo a la operación bikini

Empieza a sospechar que no va por buen camino. Por más que se autoconvence, la realidad de Ainhoa, granadina de 27 años y estudiante de la Universidad de Granada (UGR) es distinta a su imaginación. Este año se había impuesto llegar a mayo con la operación bikini avanzada, pero todo apunta a que no lo conseguirá.

Y es que Ainhoa ya ha consumido su tercera pizza prosciutto en solo tres días. La estudiante explica que “estoy tan estresada que necesito comer bien para que el estudio no me deje sin fuerzas”. A su modo de ver, “podría estar comiendo pizzas a cada hora y eso no sería ningún problema, porque problema es tener que estudiarse este tocho”, afirma mientras señala a los libros que ha de estudiar.

Por ello, dado que no ha parado de ingerir alimentos de dudosa calidad, Ainhoa empieza a asumir que “tiene pinta de que este año no llego a tiempo a la operación bikini”. En un último intento por superar su mala racha, Ainhoa ha decidido enviarle un mensaje a una de sus mejores amigas con el siguiente texto: “Chiqui, creo que es hora de que nos apuntemos al gimnasio”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *