Un granadino descubre que se está quedando calvo y tira su champú a la fuente de Isabel la Católica

Misterio resuelto. Ya se conoce el motivo por el cual la fuente de Isabel la Católica en la plaza homónima amaneció este domingo con espuma en su agua. Según ha podido saber El Bolardo, tras consultarlo con fuentes informadas, un granadino fue el causante de tal hecho por pura desesperación y pena.

Al parecer, José Antonio, que así se llama este hombre de 43 años y vecino del Realejo, descubrió el pasado sábado que se le está cayendo más pelo del normal y que por ese motivo se está quedando calvo. Una revelación que no ha podido superar y por la cual decidió ir, con toda la pena que le quedaba en su interior, a tirar su bote de champú anticaída.

El problema es que decidió tirarlo a la fuente de Isabel la Católica al final de Gran Vía provocando así que a la mañana siguiente todo estuviera lleno de espuma. “Estaba triste y me ha costado asumir que ya no volveré a tener melenaza”, confiesa apesadumbrado José Antonio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *