150.000 granadinos se quedan medio ciegos tras ver el último capítulo de Juego de Tronos

El último capítulo de Juego de Tronos ha tenido unas consecuencias inesperadas para más de 150.000 granadinos. El tercer episodio de la octava temporada ha provocado visitas masivas entre este lunes y martes a decenas de ópticas de Granada. Al parecer, la baja iluminación del capítulo ha provocado cegueras temporales que en algunos casos han sido preocupantes.

“Yo me puse ahí a subirle el brillo como podía, pero no había manera”, explica Juan que siente que desde el domingo de madrugada no ve bien. “De verdad que no entiendo qué le ha pasado a los que han grabado el capítulo porque he visto menos que cuando me quedé encerrado en mi ascensor sin luz”, señala Lucía ante la misma cuestión.

Y es que lo cierto ha sido que decenas de miles de granadinos no pueden ver bien desde que disfrutaran del tercer capítulo de la última temporada. Algunos, de hecho, algunos piden ya que les llamen Bran, como el persona de Juego de Tronos, “porque creo que tengo los ojos blancos como él”, confiesa Alicia, otra de las afectadas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *